Swindon Artist
Swindon Artist

Aviso al viajero extranjero

A los ingleses nos encanta el bricolaje.  Empujados por el fuego y la fuerza del destino propio, será con mucho gusto que nos echamos a cualquier tarea de decoración o renovación de casa. Sea por independencia o por impaciencia, también nos consideramos muy adeptos del concepto de ‘self service’ (autoservico). Sobre todo cuando hay una fila muy larga en la caja del supermercado.

No será de extrañar, entonces, que ciertos trenes en Inglaterra mantienen un sistema de ‘autoservicio’ para abrir las puertas al entrar en el andén. Aquí no hay innovación, sino que se trata de mantener un protocolo bastante antiguo donde cada quien abre su puerta manualmente. O sea: esperar el señal –clic-, bajar la ventanilla, estrechar la mano por fuera y bajar la manilla exterior. Nada de apretar botones ni automación, sólo se abre la puerta una vez cumplida esta prueba de autoservicio. Prueba sutil que desconcierta buen nombre de viajantes nuevos cuando se encuentran momentáneamente encarcelados en el vestíbulo sin explicación.

A largo plazo se sustituirá este ritual por algo más moderno cierto, pero por el momento ¡ya están avisados! Cuando lleguen en la estación de Swindon, ya saben qué hacer…